Efecto del guapo subido. Estar especialmente atractivo en ocasiones especialmente inesperadas y viceversa.

¿Por qué a veces nos vemos tan guapos que nos comemos el mundo y otras no queremos ni mirarnos al espejo?

Hay días en los que nos llevamos horas y horas delante del armario y del espejo, maquillándonos, retocándonos, peinándonos, y aún así nos seguimos viendo como monos de feria. En cambio, los días que vas sin peinar, con los zapatos más viejos y la ropa más old-fashioned arrasas por donde pasas. ¿Qué es lo que sucede en nuestra mente para que todo esto transcurra? Analicemos ambos casos:

  • Me veo fatal.

Hablemos de actitud. Que sí que sí, que puedes ir como un rey/reina pero si tu actitud dice lo contrario… vas a espantar a los demás! Todo se refleja en las expresiones y el 90% de lo que expresamos es comunicación no verbal así que… ya lo he dicho todo!

Expectativas y más expectativas. Si te estás dedicando bastante tiempo es porque tienes un objetivo y quieres conseguirlo. Tu mente le dice a tu cuerpo constantemente que hay que mejorar porque no es suficiente con lo que ya estas haciendo. Tu estado de tensión aumenta, tu sex appeal se esconde y la inseguridad se apodera de ti. Seguro que te suenan frases como: “no me tenía que haber puesto esto, el pelo tiene electricidad, los demás van genial y yo voy haciendo el ridículo”. Así que tienes demasiada presión para ser natural y comportante tal cual eres, por lo que el evento no sale como uno esperaba.

  • Me como el mundo.

No esperas nada, no tienes objetivos ni expectativas por lo que tu mente está relajada. Eres natural, te sientes “libre” de obligaciones y ¡estás disponible para cualquier plan que surja! Ya que estás donde estás y con una vestimenta casera disfrutas el momento, te socializas con total seguridad, no hay presiones y tu cuerpo se siente guay. Y la gente te suele decir “tienes el guapo subido”, aunque sería mas certero decir “tienes la mente cool”. La actitud juega un papel importante, ¡y lo sabes!

En el caso de las chicas el factor naturaleza ayuda a estar más ideal. El nivel hormonal aumenta en la etapa fértil por lo que tu cuerpo por si sólo luce más atractivo. Wow, vaya suerte la nuestra.

La mente es maravillosa y es lo que realmente nos hace estar atractivos para ti –principalmente- y para el mundo. Esfuérzate por conquistarte a ti mismo y no a la sociedad. Si te ves bien, los demás lo harán. Pero cuidado, los extremos son peligrosos. No vayas proclamando al mundo que eres el ser mas espectacular de la galaxia porque puedes crear un efecto de rechazo.

 

By Elisabeth López.

Fotografía:

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s