Efecto Suitcase. Tu mente vs la maleta para las vacaciones.

No hay duda de que cuando planeamos un viaje para irnos de vacaciones nuestras emociones están a flor de piel: ganas de aventuras, descubrir nuevas culturas, darle un gustazo a tu magnífico paladar y venir de vuelta sin haber puesto un kilo!, o disfrutar de ese sentimiento de libertad. Uiss qué nervios, seguro que se me hace corto (porque al contrario nunca suele pasar!), un sin fin de cosquillas en el estómago y mucho mucho por planear.

Lo divertido viene al hacer la maletita querida: ¿cómo será el lugar? ¿hará frío? ¿me llevo abrigo? ¿zapatos cómodos para andar y stilettos para salir por la noche? Mejor no… o sí… ¿me llevo tampones por si me pongo con el período? aunque no me toca hasta 3 semanas después… bueno echo algo por si acaso; el viaje es para 5 días así que llevo 35 bragas y 10 sujetadores por si ocurre algo extraordinario; voy a comprar un neceser para llevarme todos los medicamentos que encuentre por la casa… no vaya a ser que me pase algo raro allí. Los “por si acaso” terminan llenando nuestra maleta y nos quedamos sin espacio para el resto.

La cuestión es: ¿Por qué amamos los “por si acaso”?

Muy sencillo, se trata de una muletilla que utilizamos ante toda la inseguridad que nos causa un lugar diferente, desconocido, y que crea incertidumbre. Salir de nuestra zona de confort es un paso que conlleva muchos procesos cognitivos (es decir, nuestra mente tiene que procesar muchos sentimientos encontrados), y por lo tanto supone una lucha entre tus ganas de hacer algo nuevo y tus miedos. ¿cómo responde nuestro cerebro ante todo esto? Haciéndote que te sientas mejor si llevas cosas de tu vida cotidiana, o de los tuyos para hacerte sentir más en casa. ¿Curioso, eh?

A partir de ahora sé consciente de que tu miedo te estará preparando una larga lista de “por si acasos”, así que échale valentía al asunto y valora qué es lo realmente importante en tu maleta. No olvides añadir ilusión, confianza, apertura a nuevas emociones, felicidad, wanderlust (espíritu viajero) y algo de dinerillo para salir del paso. Ya tendrás tiempo de volver a la rutina.

Nos leemos en la próxima 🙂

 

By Elisabeth López.

Fotografía:

  • Instagram: @ElisabettaLopez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s