Efecto Gentleman. Is it raining men?

Hoy, divagando por el país de las Maravillas, me he dado cuenta de que somos tan ordenados y poco ingeniosos que etiquetamos hasta el último mono de la sala. Nos encontramos en un mundo de gente categorizada que quiere categorizar. Y la verdad es que cada día hay más y más clases de todo lo existente, incluso de hombres. ¿O son los mismos pero llamados de diferente forma? En realidad da igual seas como seas, lo importante es participar. Más ser tú y menos ser como los demás.

¿Repasamos algunos de ellos juntos? ¡Que empiece la parodia!

Dandy o Bon vivant – les encanta ir sobradamente elegantes. Son más glamurosos que Audrey Hepburn.

Fofisano – chicos a gusto consigo mismo, sin preocupación obsesiva por su físico. Están de acuerdo en llevar una vida sana pero sin privarse de caprichos a la hora de comer o beber, barriguita cervecera. Muy a lo natural y sin tapujos.

Geek – bastante tecnológico el muchacho, y friki también. Les gusta su rollo y a mi me parece genial.

Hipster – chicos con rollito vintage y Cosmopolitan, barbas frondosas, tirantes y gafas de pasta. Les mola ser diferentes. Si tomas un café con ellos, pedirán té con zanahoria orgánica, por no pedir lo mismo que tú.

Lumbersexual – les llaman leñadores. Característico por su estilo rústico, llevan muy a menudo camisas de cuadros y vaqueros desgastados. Muy varoniles y con barbas miles.

Mandrogynous – hombres depiladitos y que van más allá del aspecto heterosexual. Muy a lo Cristiano Ronaldo. Poca diferencia o ninguna con los metrosexuales. La cuestión es crear una categoría nueva.

Metrosexual – no hace falta que se les describa ¿no?. En general, hombres a los que les encanta cuidarse muuuucho.

Moderno – modernos… de pueblo! Muy a lo flamenco, con sus camisas abiertas, sus “sapatos” de pico y olé.

Mr. Bigote – erase una vez el buen estilo masculino pegado a un hombre. Es el hombre trendy del momento. Tiene cultura, educación, y sex appeal. Muy a lo David Beckham.

Mr. Metro – no les gusta viajar en autobús o tren, sólo en metro… que no!! Era una broma! Simplemente es otra forma de llamar a los geeks (frikis) con estilo.

Muppies – lo que se lleve en Instagram es lo que llevo, y yo digo que es una forma de disfrazar su baja autoestima e inseguridad. Necesitan ser aceptados por la sociedad. Oye que señalo que no son el 100% de ellos, pero la mayoría sí. Se centran en llevar una vida sana, ser exitosos laboralmente y muy preocupados por su imagen. Siempre serán los primeros en llevar lo último en moda.

Normcore – lo que viene siendo un muchacho desaliñaito. Pantalones tejanos oscuros + camisetitas básicas color gris. Les gusta la Simple Life. Un ejemplo es el creador de Facebook…

Remantic – muy a lo Christian Grey. Ya puedes ser lo romántico que quieras, pero si no tienes un helicóptero privado y bastantes “ureles” no podrás ser un Remanticón.

Retrosexual – lo contrario a metrosexual. Never depilación. Da la sensación de personas descuidadas con su físico, pero en realidad dedican más horas que el resto. Es el típico hombre clásico, fuerte y varonil.

Rockero o metalero – Su actitud y su vestimenta van de la mano. Tíos seguros, con sus chupas de cuero, sus botas negras, y cadenas donde quepan (incluidas las del inodoro, que ahora están de moda), llenos de tattoos y con un cigarrillo en la boca forever. Muy a lo “Sons of Anarchy”. Siempre darks.

Señorito cortijero – típico “Dandy” pero con toque andaluz. Toda ocasión es perfecta para ir en traje de chaqueta.

Spornosexual – sus redes sociales son un reportaje pornográfico de su cuerpo, se dedican a su body, suelen llevar poca ropa, (pero siempre con su gorrita y su batido). Quieren ser un sex simbol para la sociedad. Causan furor en las adolescentes…

Tecnosexual – vaya, un Geek con estilo. Marca diferencia por llevar lo último de lo último en accesorios tecnológicos. Un Inspector Gadget en toda regla.

Übersexual – se cuida pero sin exceso, va a la última pero sin exceso, canta en la ducha pero sin exceso, el hombre sin excesos.

Alguno no están definidos aún pero seguro que saldrán pronto, por ejemplo:

A lo Pablo Escobar – no se gastan ni un “sentavito” en ropa y mira que tienen dinero. Lo que cogen se lo ponen, con los chandals de telilla mala y los polos con los colores más feos que puedas encontrar. Si tienen la curva de la felicidad mejor. Son una involución de los fofisanos. Eso sí, son felices y seguros a rabiar.

Y tú, ¿Sabrías identificarte? ¡Yo puedo hacerlo! ¡No eres ninguno de ellos! Porque eres único e “in-categorizable”.

¿Te animas a incluir alguno más que hayas escuchado por ahí? Seguro que existen unos 23.456.207 estilos más.

Como siempre, un placer. ¡Nos leemos pronto!

By Elisabeth López.

 

 

Fuentes:

 

 

Fotografía

  • Instagram: @ElisabettaLopez.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s