EFECTO THINKING. ¿PIENSAS LO QUE VISTES O VISTES COMO PIENSAS?

¿Vestimos realmente como queremos, o acaso es un reflejo de nuestra forma de pensar?

Existe una inconsciente inclinación en nuestra mente que nos “indica” qué es lo que mejor nos puede quedar. Diría que todos tenemos un duendecillo moderno que decide por nosotros. Y con esto quiero decir que la ropa que llevamos, además de hablar sobre nosotros mismos, es capaz de influenciarnos.

Una doctora muy reconocida en el mundo de la Psicología -Karen Pine-, cuenta en su libro libro «Mind What You Wear: The Psychology of Fashion», que lo más importante es qué llevamos y cómo nos sentimos con ello. Por ejemplo, llevar traje de chaqueta (expresa elegancia, jerarquía) frente a una bata de médico (que nos mejora la capacidad de atención); o ponerse una una camiseta donde lleves el logo de superman te hará sentir más poderoso y fuerte frente a otros que lleven una camiseta blanca. Se trata de un atributo que nosotros mismos o la sociedad le pone: un atributo simbólico. Es decir, “Adoptamos las características” que asociamos a esa prenda y esto tiene realmente el poder de cambiar la forma en que pensamos”.

Por otro lado podemos encontrar los “Antiguos hábitos, miedo al cambio, rutinas repetitivas (cómo compramos y cómo lo llevamos)” pues se vuelve automático y terminamos comprando inconscientemente. En este caso no reacciona nuestra mente, sino nuestra lado más involuntario. Muere la creatividad y la imaginación. De hecho, varios científicos afirman que nuestra forma de vestir muestra realmente nuestros impulsos.

¡Pero si queremos rizar el rizo podemos hacerlo! Además del atributo simbólico y los hábitos, existen las conexiones con los recuerdos.

«Cuando nos ponemos una prenda asociada a experiencias felices anteriores, desencadena los recuerdos positivos que, a su vez, provocan la recreación de las mismas respuestas emocionales», comenta la psicóloga Karen Pine. «Como adultos, la ropa se convierte en nuestra identidad, y actúa como un receptáculo externo para nuestros recuerdos, nuestros sueños, experiencias y recuerdos que parecen convertirse en la trama misma del tejido de algunas prendas que vestimos”

En definitiva, vístete profesional si quieres sentirte profesional; lleva prendas que te den buenos recuerdos y no te olvides de incluir en tu outfit elementos que te den fuerza emocional.

Fuente:

ABC

http://www.abc.es/sociedad/20141117/abci-psicologia-moda-influencia-ropa-201411141357.html

 

Fotografía

Elisabeth López

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s